La eliminación de la reactancia y el cebador es un punto más a favor de los Tubos LED para conseguir un gran ahorro, ya que no consumimos energía reactiva

Con los Tubos LED no es necesario poner la reactancia, ya que engachamos directamente a 220V. 

Antes de empezar a ahorrar, la duda de muchos es como cambiar un fluorescente.

 

Sustituir un tubo fluorescente por un Tubo LED es muy sencillo:

 

 

    1.  1- Tenemos que quitar la alimentación de la carcasa para evitar estar en contacto directo con la electricidad (trabaja con seguridad)

 

    1. 2- Quitamos el tubo fluorescente y el cebador, ambos con un cuarto de giro

 

    1. 3- Antes de continuar, hay que quitar la parte externa de la carcasa para poder acceder a los componentes eléctricos

 

    1.  4- Cortaremos los cables que van a la reactancia y anularemos ésta, dando alimentación a 220v directamente a los dos extremos donde se sujeta el fluorescente

 

    1. 5- Volveremos a poner la carcasa exterior

 

    1.  6- Y por último, Introduciremos el Tubo LED con un cuarto de giro